LA ARENGA



Por Juan Carlos Méndez Ramírez

CMD: Sociedad Digna

No puede existir desarrollo económico sin desarrollo social, ambas situaciones de crecimiento son las dos caras de una misma moneda, porque deben ir aparejadas en su promoción y consolidación, para no producir sociedades injustas carentes de todo compromiso solidario entre quienes son afortunados y quienes menos tienen.

El Gobernador Carlos Mendoza Davis sabe que la mejor medición de un mejor futuro es una sociedad sudcaliforniana digna, entendiendo por digna aquella que logra la inclusión económica y social de la mayoría de sus integrantes, lo que se traduce en una sociedad de oportunidades igualitarias en materia de salud, educación, empleo, cultura, negocios, participación democrática y acceso a los beneficios de asistencia social brindados a las personas con graves niveles de marginación.

La iniciativa para contar con una Ley de Desarrollo Social de Baja California Sur -inédita por cierto en la entidad-, busca en primer lugar ordenar y sistematizar las políticas y programas sociales de los gobiernos locales, además de que con ello se ordenará también la cuestión presupuestal en materia de gasto social, esto último urgente debido a las enormes lagunas que existen en el tema.

Las otras leyes que tienen que ver -y mucho- con el desarrollo social, son la nueva Ley de Asistencia Social y la Ley de Instituciones de Asistencia Privada -esta también inédita en la entidad-.

La primera organizará de mejor manera el trabajo asistencial de los gobiernos locales vía los sistemas para el desarrollo integral de la familia; y la otra que se refiere a las instituciones de asistencia privada (IAP), articulará todo el accionar de las organizaciones que brindan algún servicio asistencial financiadas con recursos del sector privado,  por ejemplo todas aquellas fundaciones que apoyan la rehabilitación de personas  por consumo de drogas, que mantienen asilos para personas de la tercera edad, o de niños en situación de calle.

Carlos Mendoza Davis y Gabriela Velázquez Dipp, comprenden que una buena política social y un conjunto de instrumentos asistenciales, pueden ser buenas palancas para abatir la desigualdad, la exclusión, la marginación y cualquier forma de estancamiento de una sociedad, por eso la presentación de este importante conjunto de leyes que plantean una reforma en materia de desarrollo y asistencia social más eficiente para una sociedad sudcaliforniana cada vez más digna y por lo tanto más justa.

Recibo sus comentarios en bcsmonitoreo@gmail.com

 

 

Posted in BCS

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: