LA ARENGA



Por Juan Carlos Méndez Ramírez

Peleadores Callejeros

Enardecidos por el lucimiento, la sinrazón y la falta de una agenda seria, las huestes de Alberto Rentería Santana y Jesús Druk González con pancartas y griterío escandaloso, irrumpieron la sesión del Congreso del Estado del día de ayer, logrando como trofeo suspender los trabajos legislativos. Tenían como base de sus protestas la iniciativa del Gobernador Carlos Mendoza Davis sobre la Ley de Asociaciones Público-Privadas.

Tanto Rentería de MORENA como Druk del PRD, como burdos peleadores callejeros, llegaron muy retadores al recinto legislativo, animados por sus huestes y con huevos prestados de Narciso Agundez Montaño, quisieron armar un escándalo de talla nacional, pero solo lograron empujones y arañazos, no llegó la sangre al rio, es decir; no hubo heridos graves ni tampoco ciudadanos golpeados con toletes… mal harían nuestros diputados locales en caer en la provocación de dos peleadores callejeros.

Las asociaciones público-privado (APP) son un instrumento de inversión donde se mezclan recursos fiscales y recursos del sector empresarial, que surgen para lograr un fin social, productivo, de eficiencia administrativa, donde los gobiernos pueden resolver la prestación de algún servicio público y las empresas tener una oportunidad de hacer negocio, por eso la necesidad de contar con una norma jurídica que regule la existencia de estas APP, para que los gobiernos y los inversionistas tengan las garantías suficientes para desarrollar adecuadamente el fin que se busca.

Alberto Rentería y Jesús Druk, hicieron el ridículo papel de dos peleadores callejeros que luchan en favor de su barrio, representando en realidad a una izquierda trasnochada al servicio de Narciso Agundez Montaño el ex gobernador encarcelado por siete meses y que quiso ser alcalde de Los Cabos para fundar un cacicazgo sin precedentes, pero cuyas intenciones fueron cortadas de tajo por la ciudadanía cabeña que rechazó el proyecto familiar, corruptor y autoritario, que los Agundez pretendían mantener en Los Cabos.

El Congreso del Estado no puede ser rehén de grupos político-partidistas, que buscan revancha porque perdieron en las urnas el poder que mal utilizaron, tampoco el Gobierno del Estado debe perder tiempo en lograr consensos con quienes no quieren realmente el avance de Baja California Sur, si debe actuarse con mano firme contra quienes pretenden romper el orden institucional que debe existir para la buena marcha de los asuntos públicos, una mano firme políticamente, sin caer en excesos pero tampoco en complacencias, porque la gobernanza se ejerce con la ley y la razón en la mano; y estos peleadores callejeros ni ley ni razón tienen para actuar de esa manera.

Las discusiones en el Congreso se deben dar con civilidad y no bajo la presión de un grupo de 40 vándalos que aprovechando la confusión destruyan el barandal que divide la sala de curules con las butacas designadas para el público asistente.

Es una lamentable película burlona la que se vivió ayer en el congreso, donde convirtieron lo que debió ser un debate para discutir las reformas y proposiciones de nuevas leyes, en un chiquero de gritos, sombrerazos e injurias, donde envalentonados con el argumento de defender al “pueblo” destrozaron algunos bienes muebles y de paso provocaron ante la intolerancia y la  desesperación por ganar 15 minutos de fama, la suspensión de la sesión de los legisladores.

Alberto Rentería me sorprendió ayer, nunca lo había vista enardecido y con esa expresión violenta en su rostro, donde se abalanzó contra un indefenso empleado del Congreso del estado, de edad avanzada y con alevosía y ventaja lo empujó y forcejeó hasta tirarlo al suelo y con ello destruir la puerta de madera y romper algunos maderos de la estructura del simbólico barandal antes mencionado.

De Jesús Druk, Maestro en Ciencias, ex rector de la máxima casa de estudios de los sudcalifornianos, exsecretario de estado en Baja California Sur, exdiputado presidente de la extinta Gran Comisión del Congreso  y excandidato a la gubernatura por el PRD, rebajó sus aspiraciones y se transformó en lo más ruin que el mismo criticó como formador de generaciones desde la universidad autónoma de baja california sur.

Que vergüenza y que decepción lo que pasó ayer en la casa del pueblo y desde donde se supone que reside la soberanía del estado.

Recibo sus comentarios en bcsmonitoreo@gmail.com

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: