La Paz, B.C.S.- La crisis provocada por la aparición del COVID-19 ha generado incertidumbre generalizada en Latinoamérica y en el mundo en todos los órdenes de la vida, por lo que el papel de las universidades será el de ofrecer más oportunidades a los jóvenes.

Así se coincidió en el Conversatorio virtual “Universidades latinoamericanas en el contexto de la pandemia: miradas desde los rectorados”, en la que participaron diversos rectores de centros de educación superior de nuestro continente, mediante la conexión en plataforma digital, y en la que se contó con la intervención de la rectora de la Universidad Mundial, doctora Judith Moreno Berry.

En su momento, la doctora Moreno Berry precisó que los efectos que la contingencia sanitaria provoca entre la juventud universitaria se mantendrán durante los próximos diez años, por lo que debemos prepararnos, con una más amplia y mejor oferta educativa de calidad, indicó, así como fortalecer el desarrollo humano, perfeccionar el papel de los docentes y cuidar el medio ambiente.

La actual generación, comentó, a la que se le conoce ya como la “generación del confinamiento”, se enfrentará al desempleo, la posibilidad de abandonar sus estudios, la ampliación de la brecha digital y otros efectos colaterales en la que debemos intervenir para evitar que se disminuya el actual nivel de vida.

En la video-conferencia se contó también con la participación de los rectores Ángel Enrique Rodríguez, Manuel Alberto Briceño, Antonio Carvalho Suárez, y el vicerrector Camilo Correl, de las universidades de la Cuenca de la Plata, Argentina; Católica de Santa María, Perú; Tecnológica Privada de Santa Cruz, Bolivia; y de Boyacá, Colombia, respectivamente.

Dirección General

Administrador