La aplicación de vacunas del esquema básico es una medida fundamental para proteger el sano desarrollo de las nuevas generaciones, de ahí que la Secretaría de Salud de la Entidad convoque a las familias para que lleven a los niños de uno y seis años de edad a las unidades médicas más cercanas, a fin que reciban la inmunización contra el sarampión.

En esta circunstancia atípica que enfrenta el estado y el país ante la presencia del COVID-19, la institución estatal ha establecido una serie de medidas preventivas en los centros de salud para estar en condiciones de suministrar las vacunas a los infantes, y así protegerlos contra enfermedades como el sarampión, mismas que pueden presentar complicaciones severas, comentó el secretario de Salud en Baja California Sur, Víctor George Flores.

En las unidades médicas de la dependencia estatal, se establecieron filtros sanitarios, se redujeron aforos y se estableció señalización en áreas comunes con marcas en el piso, paredes y mobiliario para recordar la importancia de guardar la sana distancia mínima entre personas, y así poder recibir con mayor seguridad a los padres de familia que llevan a sus hijos a vacunar, comentó.

El estado cuenta actualmente con más de 10 mil dosis de la vacuna SRP que inmuniza contra el sarampión, la rubéola y la parotiditis. Se realiza la primer aplicación al año de vida del paciente y  se suministra un refuerzo a los seis años. Esta vacuna es gratuita y segura, por lo que se convoca a los responsables de los menores para que revisen las cartillas de vacunación y en su caso acudan al centro de salud más cercano.

George Flores recordó que en 2016 se registró el caso importado más reciente de esta enfermedad en Baja California Sur, pero en el país se han identificado más de 180 durante este 2020, de ahí la importancia en garantizar que los niños estén protegidos contra este padecimiento que pueden provocar  encefalitis convulsiones y provocar sordera o discapacidad intelectual.

Dirección General

Administrador