El gobierno de la cuarta transformación ha utilizado el discurso del COMBATE A LA CORRUPCIÓN como bandera política, un combate frontal sobre todo de la corrupción que imperó en los gobiernos anteriores. Los ciudadanos están ansiosos de ver resultados.

La detención y pronta extradición de Estados Unidos a México del ex gobernador de Chihuahua César Duarte se suma a la de otros dos ex funcionarios de la administración peñista que ahora tiene nerviosos a más de dos y aquí en Baja California Sur prendió focos rojos.

Resulta que, por más que intente deslindarse o trate de que pase desapercibido, el actual delegado de Programas del Bienestar  y aspirante a la candidatura de Morena a la gubernatura  Víctor Castro Cosío está ligado a ese funesto personaje al que el gobierno federal acusa de peculado y delincuencia organizada, por el desvío de 96 millones 685 mil 253 pesos, para favorecer a sus empresas.

Así es, César Duarte está ligado a Víctor Castro Cosío por dos sencillas razones, las cuales tienen molestos a los operadores cercanos del profe ya que ese vínculo representa todo lo contrario a lo que pregonan como gobierno del cambio: Traición, Mentira, Engaño y Corrupción.

El primero es su padrino político Narciso Agúndez, quien  impulsó a Víctor Castro  a la alcaldía de La Paz por el PRD y posteriormente a una diputación federal que lograron ganar con los votos del municipio de Los Cabos. Narciso Agúndez ha sido señalado,  y en su momento denunciado, por recibir dinero de César Duarte en el proceso electoral del 2015 cuando Agúndez Montaño fue candidato a la alcaldía cabeña.

La segunda tiene que ver con el asesor y amigo personal del ex gobernador César Duarte: ex diputado federal y ex líder estatal del Partido Revolucionario institucional Miguel Vega Pérez, a quien el profe Víctor Castro sumó a su equipo como operador político y  coordinador en la zona norte del estado.

De tal suerte que, si bien los morenistas están contentos con la detención y futura extradición del ex gobernador de chihuahua César Duarte para que pague por sus actos de corrupción y  los ciudadanos están a la expectativa de lo que declarará  y a quiénes señalará como sus cómplices o beneficiaros de sus corruptelas, también los morenistas de Baja California Sur  se sienten traicionados y engañados por el actuar del profe Víctor el Puchas Castro por tener en sus filas como activistas y patrocinadores a personas ligadas con actos de corrupción (Narciso Agúndez y Miguel Vega) unidos por el hilo rojo con César Duarte.

Y ahora, ¿con qué cara VÍCTOR CASTRO pronunciará sus conocidos discursos histriónicos – de lucha contra la corrupción, de  malos gobiernos, de los traicioneros del pueblo- si ahora por voluntad propia carga a cuestas el costal de la corrupción?

Esta historia aún no termina, continuará cuando el ex gobernador empiece a hablar. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com

Dirección General

Administrador