En estos tiempos de encuestas y sondeos que visualizan proyecciones sobre lo que puede ocurrir en el futuro cercano una vez que inicie el proceso electoral, estos ejercicios estadísticos van mostrando un posible escenario en cuanto a candidaturas -o al menos las preferencias ciudadanas- respecto a quienes aspiran a un cargo de elección popular en el 2021.

Sin ser una bola de cristal, esta herramienta estadística sirve precisamente para planear estratégicamente el camino a seguir para los actores políticos y, para quienes nos dedicamos al análisis, dilucidar en conjunto con otros datos lo que acontece en nuestro entorno.

En ese sentido, la última encuesta de la empresa Massive Caller publicada precisamente el día de ayer arrojó datos sumamente interesantes que a unos les da aliento para seguir construyendo escenarios futuros y a otros los sitúa en su justa dimensión de debacle

En intención del voto ciudadano por partidos políticos, Morena sigue conservando una preferencia electoral pero seguido, ya muy de cerca, por el Partido Acción Nacional que continúa reposicionándose en el ánimo de los electores. Parte de ese repunte tiene que ver con la calificación positiva que los ciudadanos tienen del gobernador del estado -sobre todo en su acertado actuar frente a la pandemia del coronavirus- y, en contra sentido, lo que ha dejado de hacer el gobierno federal de extracción morenista en temas como la economía o el empleo.

En el caso de la intención ciudadana al respecto de quién debería ser el candidato a la gubernatura por partido político: En el caso de Acción Nacional las preferencias se inclinaron sobre el ex alcalde y ex diputado federal Francisco Pancho Pelayo, quien ha venido realizando un trabajo de tierra importante con su equipo de operadores políticos que lo mantienen en la agenda pública aun sin ocupar algún cargo  en la administración estatal o de representación. 

En tanto que en Morena, lo que parecía ser a principios de año  una carrera solitaria por la candidatura para el delegado de Bienestar Víctor Castro Cosío, hoy por hoy está prácticamente empatado con el alcalde de La Paz Rubén Muñoz Álvarez, que al parecer aplica aquella frase que dice “caballo que alcanza gana”  y es por eso que hemos visto muy activo los últimos fines de semana al alcalde paceño, incluso  en otros municipios en una clara señal de que va con todo por la candidatura.

La encuesta de Massive Caller finalmente realiza un careo entre posibles candidatos por la gubernatura donde destaca un dato: tanto Víctor Castro como Rubén Muñoz le ganan con amplia ventaja a la actual senadora del Acción Nacional Lupita Saldaña, pero al medirse contra Francisco Pancho Pelayo Covarrubias es el panista quien resulta ganador en las preferencias ciudadanas.

Como lo mencioné al inicio, estos ejercicios estadísticos son el reflejo de un momento, de posibles escenarios políticos y de aspirantes de cara al proceso electoral que se avecina.  Lo que se puede resaltar es el crecimiento al interior de morena del alcalde paceño Rubén Muñoz, quien prácticamente ya alcanzó en las preferencias a al otro aspirante de su partido. Y, por otra parte, la consolidación de un proyecto en Acción Nacional encabezado por Francisco Pancho  Pelayo que, sin duda, tendrá que medirse al interior de su partido con otras figuras que también buscarán la nominación albiazul. Pero esa será otra historia, ya veremos qué sucede. Es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com 

Dirección General

Administrador