El anuncio que hizo la Comisión Federal de Electricidad al respecto de la NO
CANCELACIÓN del proyecto de construcción de una Central Eléctrica en Baja
California Sur es igual o peor que la rifa del avión que en realidad no se va a rifar.
Lo cierto es que la CFE canceló las licitaciones para tal proyecto y por ende no
se llevará a cabo. Así que Baja California Sur y sus habitantes seguirán teniendo
energía eléctrica CARA y CONTAMINANTE (y muchos apagones), todo lo
contrario a lo prometido.
Por supuesto que la insensibilidad de una austeridad mal entendida -que raya en
el austericidio- le pega directamente a los sudcalifornianos, a la economía y al
medio ambiente, dejando al descubierto la poca importancia que le tienen a la
apuesta de energías limpias con el uso de nuevas tecnologías.
Mientras eso sucede, el gran aplaudidor de las no acciones del gobierno federal
en la entidad y quien hace caravana con sombrero ajeno (reparto de dinero), el
delegado de bienestar Víctor Castro Cosío guarda mutis, se queda callado y se
hace pato, como se dice coloquialmente, porque de luchador social solo le queda
el recuerdo.
No es la primera vez que el súper delegado le da la espalda a los
sudcalifornianos, dejando claro que su apuesta es de queda bien con el gobierno
que le dio trabajo y no con los sudcalifornianos que le dieron su confianza en las
urnas. No es la primera vez que Víctor Castro Cosío prefiere voltear la cara
cuando el gobierno federal toma una decisión que va en contra del desarrollo de
Baja California Sur.
Para quien dice aspirar a conducir los destinos de BCS, para quien dice querer y
conocer nuestro estado, demuestra con acciones que es todo lo contrario. Una vez
más Víctor Castro traiciona a los sudcalifornianos al no levantar la voz como el
luchador social que presume ser.
Solo basta recordar que no dijo nada ni defendió el proyecto de cable submarino
para interconectar a Baja California Sur al sistema eléctrico nacional que también
fue cancelado por la CFE. Prefirió ponerse del lado del gobierno cuando la
sociedad pedía un trato igualitario en materia fiscal con la reducción del IVA e ISR
para la zona norte del país que finalmente no se aplicó para BCS. Ahora Víctor
Castro aplaude que la CFE no re categorice las tarifas eléctricas cuando más se
consume energía (verano) pero guarda absoluto silencio cuando se atenta contra
el futuro de nuestro estado, porque es indudable que seguiremos pagando energía
cara, contaminante y seguramente continuarán los APAGONES.

Lo que nunca señalará el suspirante a la gubernatura (el puchas) es que, mientras
en el país se pagan dos aeropuertos (uno cancelado y uno en construcción), se
invierten inútilmente 3,121 millones de dólares en la refinería Dos Bocas (el
gobierno ya aceptó que ni así se logrará la autosuficiencia energética) y se
construye un Tren Maya (que no será eléctrico sino de diésel) que costará 120,000
millones de pesos. Para nuestro estado no hay NADA. Solo cancelación de
proyectos que podrían beneficiar a los habitantes de nuestra tierra Baja California
Sur. Ese es el verdadero rostro de quien aspira a ser el candidato de morena a la
gubernatura del estado, nomás pa´ que lo vayan conociendo. Es mi opinión, al
tiempo…
Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com

Dirección General

Administrador