Autoridades de la Secretaría de Salud de nivel federal, así como de Oaxaca, realizaron una visita a Baja California Sur para conocer los avances que presenta el proyecto Wolbachia que el Gobierno del Estado, con el apoyo del World Mosquito Program, implementa en la zona urbana de La Paz para fortalecer el combate contra el dengue, Zika y chikungunya.

En la gira realizada por el subdirector del Programa de Vectores del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (CENAPRECE), Fabián Correa Morales y por el subsecretario de Servicios de Salud de Oaxaca, Juan Carlos Márquez Heine, se mostraron los resultados positivos que logró ese proyecto en dos polígonos de la ciudad, para sustituir la población de moscos silvestres por una de zancudos que, al ser portadores de Wolbachia, están imposibilitados para transmitir el dengue a las personas, indicó el secretario de Salud en la entidad, Víctor George Flores.

En la visita que hicieron a la Unidad de Ensayo Entomológico que se construyó en la entidad para fortalecer esta estrategia, se explicó que con tecnología de la Universidad de Monash, en Australia, que World Mosquito Program transfirió a Baja California Sur, se introduce la inofensiva bacteria Wolbachia al mosco Aedes aegypti, que se liberan de manera controlada para que se reproduzcan con ejemplares nativos y de esa manera produzcan una nueva generación que ya no pueda infectar con dengue, Zika o chikungunya a los seres humanos, detalló.

En los dos polígonos de La Paz donde se aplicó el proyecto, se encontró que el nivel de moscos con Wolbachia aumentó de manera significativa, con la proyección de que su población se mantenga y con esto disminuya el riesgo de transmisión de estas enfermedades para las personas que habitan en estas zonas, añadió George Flores al comentar que en ese 2020 se continuará la liberación controlada de zancudos en otras zonas de la ciudad con el apoyo de vecinos voluntarios.
Esta acción se suma otros programas como las brigadas de control larvario y ciclos de nebulización que lleva a cabo el Gobierno de Baja California Sur para prevenir y mitigar las enfermedades transmitidas por el mosco Aedes aegypti, dijo el secretario de Salud al puntualizar que la seguridad del método Wolbachia queda evidenciada en el caso de la ciudad de Townsville, en Australia, donde la transmisión local de dengue se ha interrumpido por cinco años consecutivos tras la aplicación de esta tecnología, sin que se hayan presentado consecuencias negativas para el ecosistema o la población, con resultados que ya fueron publicados en la plataforma Gates Open Research.

Dirección General

Administrador