Lo más probable es que el Partido Acción Nacional, quien ha  gobernado la media península casi una década, conforme una gran alianza de partidos para enfrentar el próximo proceso electoral.

Eso es lo que se visualiza tanto a nivel nacional como en lo local. Y aunque el dirigente estatal albiazul Carlos Rochín Álvarez ha expresado que “no le quita el sueño el tema de las alianzas políticas” también ha reconocido estar a favor de la construcción de una gran alianza donde se expresen las coincidencias con otras fuerzas políticas, siempre y cuando se tenga el aval de la militancia panista y sea del agrado de la ciudadanía.

El líder panista ha dejado en claro que Acción Nacional en Baja California Sur hoy por hoy es competitivo como fuerza política. En ese sentido podemos encontrar dos características que ratifican lo expresado por Carlos Rochín:

Acción Nacional es una voz que se alza para señalar los desatinos que tiene el gobierno federal, el congreso local o los ayuntamientos. El PAN es el partido que, como una oposición responsable, critica cuando percibe que no se está haciendo buen gobierno pero también propone. Ejemplo de ello son los cuestionamientos del dirigente estatal a los nulos resultados en el ejercicio de gobierno federal plasmados en el segundo informe y que calificó como “falto de autocrítica, datos a modo y mentiras”. También, de manera puntual, se han señalado los desaseos y excesos en los que ha caído el congreso del estado, donde tiene mayoría el partido Morena, y que hoy se encuentra envuelto en líos legales que mantienen entrampado el trabajo legislativo. La lista puede seguir.

Por otra parte, el PAN se prepara sin descanso fortaleciendo sus estructuras internas. Capacita a sus cuadros y militantes en diversos temas  sin dejar de lado el trabajo comunitario y de acercamiento ciudadano. De ahí mucha de la confianza de Carlos Rochín para enfrentar el proceso electoral en alianza, si se dan las condiciones, o solos ya que como partido político se han preparado para ser competitivos.  

Bien puede decirse que al día de hoy Acción Nacional en la entidad hace lo que debe hacer un partido que pretende librar la madre de todas las batallas electorales y es que el año que entra tendrá que ratificar la confianza ciudadana que les fue conferida en el 2011 y 2015.  Por ahora, el líder estatal albiazul Carlos Rochín debe aguardar los tiempos, los de  conformar alianzas formales y los tiempos de elección de candidatos, donde seguramente estarán los mejor preparados, los que tengan mayor trabajo y acercamiento con la sociedad, los que tengan el respaldo de la fuerza ciudadana. Con una visión hacia el futuro y no al pasado. Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo… Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com

Dirección General

Administrador