Probablemente frente al espejo se ve grande, todo un capo del sindicalismo mexicano -como lo son o lo fueron a nivel nacional Víctor Flores Morales (ferrocarrileros), Francisco Hernández Juárez (telefonistas), Elba Esther Gordillo, Juan Díaz de la Torre (maestros), Napoleón Gómez Urrutia (mineros), Joel Ayala Almeida (burócratas), Carlos Romero Deschamps (petroleros), Víctor Fuentes del Villar (electricistas)- sin embargo el enanismo de Alberto Rentería Santana es evidente y no lo puede ocultar el todavía secretario general del sindicato gastronómico en Baja California Sur.

Con más pena que gloria, el dirigente del sindicato gastronómico vuelve a sacar la cabeza para decir que “ahora sí” les cumplirá a sus agremiados y que, tras ganar una serie de amparos, por fin el hotel Los Arcos se rematará por 120 millones de pesos y con ello cumplir con el pago de sueldos caídos y demás prestaciones a las que tienen derecho los ex trabajadores del extinto hotel.

Y no quedando conforme, también mencionó en su reaparición que está listo para buscar un cargo de elección popular en el próximo proceso electoral.

Ah que Rentería tan payasito.

El aviador, como se le conoce a Alberto Rentería Santana por ocupar al mismo tiempo la dirigencia de Morena en la entidad y cobrar como empleado de FERTINAL, empresa propiedad del gobierno federal, ha de pensar que la sociedad sudcaliforniana es de memoria corta o que de plano a los ciudadanos se les puede engañar con el cuento ese de no robar, no mentir y no traicionar. 

Pero nada más alejado de la  realidad ya que los ciudadanos aún se preguntan en  dónde está el dinero de las prerrogativas que MORENA recibió (ALREDEDOR DE 9 MILLONES DE PESOS)  y  que se gastaron bajo la dirigencia de Alberto Rentería, actuando sin la más mínima transparencia en el manejo de los recursos del partido y sin rendir cuentas a la ciudadanía  y  mucho menos a la militancia morena.

Y ni qué decir de su actuar poco ético al promover la división, el encono y los pleitos al interior de morena  en su gestión como dirigente estatal  y de los que quedaron constancia denuncias  a alcaldes y diputados de ese partido, actuando guiado solo por sus intereses políticos.

Alberto Rentería Santana  se da aires de político profesional, de dirigente sindical de los grandes, pero con sus antecedentes solo es un lidercillo banal y no es más que un  político cretino  que tiene mucho que  explicar,  ya que eso de la honestidad valiente nomás no se le da. Y así sueña con ser candidato.  Ya veremos qué sucede, es mi opinión, al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmail.com   

Dirección General

Administrador