La Paz, BCS – 5 de octubre, 2020. Este lunes 5 de octubre, miembros del consejo y
colaboradores de la Alianza Comunitaria de Baja California Sur (ACBCS) presentaron sus
logros a los medios de comunicación tras seis meses de trabajo. El esfuerzo que iniciara a
principios del pasado mes de abril ha concretado la distribución de mas de 216mil despensas y
15millones de pesos en equipos e insumos médicos. Hace seis meses un grupo de ciudadanos
decidieron organizarse y dedicar su tiempo a entregar en las capacidades de cada una de sus
organizaciones y sus personas, la ayuda que los miembros mas vulnerables de la comunidad
requerían. El enfoque fue, en primera instancia, ofrecer ayuda alimentaria a quienes lo
necesitaran durante el estado de emergencia ocasionado por la pandemia y el cierre de
actividades económicas en BCS. El segundo enfoque fue el de llevar a las instituciones y
personal del sector salud, el equipo y los insumos médicos que fueran necesarios para el buen
desempeño de sus labores. En un principio, ocho asociaciones se unieron para formar lo que
hoy es una coalición de mas de 191 organizaciones, con mas de 200 voluntarios que han
dedicado casi 55mil horas a su labor altruista; trabajando de la mano de las fuerzas armadas
de la mesa de seguridad del estado para llevar alimentos a mas de 97mil familias a lo largo y
ancho de BCS. Un esfuerzo que se planeó para tres meses y hoy presentó el alcance de sus
acciones a seis meses de su formación.
Lucía Frausto, miembro del consejo de la Alianza Comunitaria de BCS y directora general de
Cómo Vamos La Paz, habló de como el encuentro de voluntades de cientos de mujeres y
hombres permitió que se lograra una colaboración intersectorial sin precedentes, la cual no solo
hizo posible llevar despensas a todas las regiones del estado, sino que también contribuyó a
mantener la paz y estabilidad social durante los meses de encierro. El trabajo coordinado de la
sociedad organizada, el sector empresarial y las autoridades estatales y municipales permitió
que se llegara a cerca del 50% de los habitantes del estado en momentos en los que la ayuda
alimentaria era indispensable.

Por su parte Marisa Comella, miembro del consejo de la Alianza Comunitaria y directora
general de Los Cabos Children’s Foundation reportó la entrega de $15millones de pesos en
insumos y equipo médico. Más de 490mil piezas entre equipo de protección personal
(respiradores, cubrebocas, guantes, overoles, caretas y goggles), insumos (gel antibacterial,
toallas de mano, líquido desinfectante, jabón líquido), mochilas con bomba para desinfección,
túnel desinfectante, y kits para tomas de muestras para pruebas PCR que son las pruebas
COVID estándar en el sector salud para el registro de casos.
Las y los miembros del consejo y colaboradores de la ACBS reiteraron su profundo
agradecimiento al compromiso, solidaridad y dedicación de los miembros de la mesa de
seguridad; Secretaría de la Defensa Nacional, Secretaría de Marina, Guardia Nacional y Policía
Estatal, quienes trabajaron incansablemente, junto al voluntariado, para concretar la
distribución masiva de despensas en un ambiente de paz y seguridad desde la primera
entrega.
Se hizo especial hincapié en la importancia que se dio a la bioseguridad tanto de voluntariado
como colaboradores, miembros de las fuerzas armadas y beneficiarios. Incluyendo, desde
agosto, 10 cubrebocas desechables, así como un patrón para permitir la fácil manufactura de
cubrebocas reutilizables en todas las despensas entregadas por la ACBCS. Así mismo se
mencionó que se capacitaron a 920 personas tanto en bioseguridad como en el uso del sistema
de georreferenciación; el cual permitió el registro inmediato y transparente de todas y cada una
de las despensas que se entregaron. Alma Lidia Cota, coordinadora estatal de información de
la ACBCS, mencionó que esta metodología ayudó significativamente a la planeación logística
de distribución y rutas para entrega de alimentos, así como a la transparencia en detalle a los
donantes, quienes hicieron posible la compra de los alimentos. Se agradeció en particular a la
compañía  Fulcrum , por el acceso gratuito para la utilización de su plataforma, el cual fue
gestionado por Adolfo de la Peña, coordinador estatal de registro y análisis de información y
fue un elemento estratégico para poder llevar de forma eficiente la ayuda alimentaria a los
hogares de Baja California Sur. El trabajo realizado por la ACBCS permitió la creación de un
banco de datos organizados por AGEBs (Área Geoestadística Básica) para garantizar la
protección de los datos personales. Esta información queda como un legado por parte de la
ACBCS para las tomas de decisiones en situaciones de emergencia, permitiendo que la ayuda
llegue lo antes posible ante una contingencia.
Uno de los aspectos que han distinguido al esfuerzo de la Alianza es la implementación de una
auditoría externa por parte de la reconocida firma Kreston BSG, para garantizar la
transparencia en el uso de los donativos recibidos. El CPC Juan Liborio Fenech explicó que la
auditoría se ha realizado con un alcance del 100%, es decir que todas y cada una de las
operaciones han sido auditadas para verificar que los donativos se destinen única y
exclusivamente para fines de la ACBCS, los donativos estén etiquetados y su gasto esté
amparado por la factura o comprobante correspondiente y que todos los comprobantes reúnan
los requisitos fiscales requeridos.
McKenzie Campbell, miembro del consejo de la ACBCS y parte de la International Community
Foundation comentó que el trabajo de la Alianza fue posible gracias a la generosidad de

cientos de donantes nacionales e internacionales. “Personas que apoyaron con verdadero
espíritu filantrópico, desde las aportaciones a la campaña de “Adopta una Familia,” a las
contribuciones de cientos de miles de dólares de fundaciones e individuos comprometidos con
BCS, hasta las donaciones por parte de miembros del sector empresarial de comidas y
combustible para el voluntariado, esto has sido un testamento de generosidad ciudadana”, dijo
Campbell y continuó explicando que estas aportaciones son las que hicieron posible que la idea
de un pequeño grupo se convirtiera en una realidad que llevó ayuda a toda la geografía del
estado; desde los centros con mayor concentración de población al sur, hasta la mas recóndita
ranchería de los municipios del norte y, a seis meses de trabajo, se confirma que la Alianza
Comunitaria continuará apoyando a los miembros de la comunidad en situación vulnerable.
Luis Garduño, coordinador estatal de distribución de la ACBCS y miembro de la Alianza para la
Seguridad Alimentaria de BCS mencionó que tras concluir las entregas masivas de despensas,
las cuales se lograron con apoyo de personal de SEDENA, SEMAR y Guardia Nacional; se
está trabajando en la transición para que la ayuda alimentaria se continúe ofreciendo bajo una
modalidad diferente enfocándose en el trabajo coordinado con comedores comunitarios que
sirven a zonas de atención prioritaria en BCS, para continuar apoyando a las familias que mas
lo necesiten. La Alianza para la Seguridad Alimentaria trabaja actualmente con una red de 64
comedores comunitarios y grupos organizados (34 en el municipio de Los Cabos y 30 en el
municipio de La Paz) que atienden a un total de 15,360 personas. Mediante el apoyo de la
ACBCS, se tiene garantizada una entrega semanal de alimentos variados y nutritivos para esta
red, de aquí al cierre del 2020.
La Alianza Comunitaria de Baja California Sur (ACBCS) es una coalición de 191 organizaciones
filantrópicas de asistencia privada y el sector empresarial con la sociedad civil. Elena Moreno,
miembro del consejo de la ACBCS dijo que; “la Alianza es un movimiento que ha logrado
resultados trabajando con integridad, respeto, liderazgo, transparencia y resolución
colaborativa de problemas con los sectores privado, público y filantrópico”; y reconoció de
manera especial el espíritu de entrega demostrado por el voluntariado, los miembros de las
fuerzas armadas y la importancia de hacer comunidad. La Alianza (ACBCS) es una iniciativa
ciudadana sin ninguna afiliación a partidos políticos, que surge en respuesta a la crisis causada
por los efectos de la presencia del COVID-19 en nuestro estado y atiende las necesidades de
equipo y recursos para las instituciones de salud y la crisis alimentaria por la que pasan miles
de familias en BCS.

Dirección General

Administrador