La Paz, BCS a 21 de octubre, 2020 – Representantes de la Alianza #Desplastfícate
presentaron en rueda de prensa la campaña “Tenemos que Hablar…” que va dirigida a
todos los segmentos de nuestra sociedad, dada la preocupante situación generada por el
incremento en el uso de productos desechables a consecuencia de las medidas que todos
los sectores de nuestra sociedad han implementado a raíz de la presencia del COVID-19
en Baja California Sur. 
A través de la campaña se busca crear empatía en la población sudcaliforniana para
generar conciencia y reconocimiento sobre el fuerte impacto que estamos provocando
a nuestra salud y al medio ambiente, con el uso desmedido de los plásticos
“El uso de desechables en alimentos para llevar o cubrirlos con plástico, el uso de
guantes desechables y la obligación de portar cubrebocas ha disparado la cantidad de
productos desechables que utilizamos a diario. Este incremento representa cerca de 20%
más de generación de desechos de acuerdo con declaraciones de Manuel Núñez, ex
Director General de Servicios Públicos Municipales de La Paz”*,(M.Hernández El
Sudcaliforniano) expuso Ruth Ramírez de Cómo Vamos La Paz AC, Coordinadora de
Comité – Comunicación de la Alianza #Desplastifícate.
Los números son contundentes. Si se consideran únicamente los cubrebocas
desechables, se están generando un estimado de 270 toneladas de basura extra
mensualmente en el estado (considerando solo una población de 500 mil habitantes de
los 718,119 al 2019 en BCS) y, como es bien sabido, actualmente el 90% de los desechos
acaban en rellenos sanitarios que están operando prácticamente al máximo de su
capacidad o como tiraderos controlados. 
“Tanto la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Coepris) como la
Secretaría de Salud del estado han establecido que guantes, cubrebocas y cubiertas para
alimentos pueden ser reusables, precisamente para evitar el uso desmedido de
desechables. Por su parte, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales
(Semarnat) ha expuesto que “aún más que en las condiciones normales, ahora se debe
evitar la generación de residuos” y que “durante la emergencia la población debe
disminuir al máximo el uso de vajilla, cubiertos, bolsas y empaques desechables” indicó
María Inés Pérez, abogada del Centro Mexicano de Derecho Ambiental, parte del Comité
de Políticas Públicas de Desplastifícate.

Ante esta situación las 35 organizaciones que integran la Alianza #Desplastifícate hacen
un llamado a la población sudcaliforniana, así como a todos los distribuidores de
productos desechables y a los negocios que utilizan estos productos para que tomen
conciencia del impacto del uso desmedido de productos desechables, al mismo tiempo
que conmina a las autoridades municipales y estatales a vigilar el cumplimiento de las
disposiciones de la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección del Ambiente Estatal (2018), 
la Norma Técnica Ambiental de 2020 y a votar la aprobación del Programa Municipal de
Sustitución de Bolsas Plásticas y Contenedores de ”Poliestireno Expandido para fines de
Envoltura, Transportación, Carga o Traslado de Alimentos y Bebidas, así como de
Popotes Plásticos” del municipio de La Paz. 
  
Todos “Tenemos que hablar…”, Consumidores, Comerciantes y Gobiernos, para
encontrar formas de reducir la compra de productos plásticos de un solo uso,
acostumbrarnos a llevar contenedores reusables para alimentos y bebidas que se
compren para llevar fuera de casa. No podemos esperar más tiempo, tenemos que ser
más responsables con nuestro medio ambiente y realizar acciones para disminuir el uso
de productos plásticos de un solo uso” finalizó Mayra Gutiérrez,  de Ponguinguiola y
Coordinadora de Alianza Desplastifícate.

Desplastifícate es un movimiento social que surge en Baja California Sur con el

objetivo de modificar los hábitos de consumo en la población del estado para reducir y
eliminar el uso de plásticos de un solo uso, incluyendo: popotes, bolsas y unicel,
actualmente incluyendo también cubrebocas y guantes desechables

Dirección General

Administrador