Este lunes un  amanecido al volante derribó un poste de teléfonos de méxico, para luego darse a la fuga en un automóvil tipo sedan color gris manifestaron testigos.

“Ya no hay valor civil dijeron, chocan y emprenden la huida para no hacerse responsables de los daños, ahí quedó tirado un guardafango del coche del amanecido, quien salió huyendo en el carro como alma que lleva el diablo”.

Cables colgando a baja altura y el poste a medio caer fue el saldo de este susto mañanero que inquietó a los vecinos de las calles 5 de febrero entre Juan Dominguez Cota y Venustiano Carranza.