Ser libre era su ideal, pensar y actuar según sus ideales era el tesoro mas preciado que poseía y que le daba el poder para ser feliz
ante cualquier circunstancia.

De oficio periodista, luchador social por convicción, defensor de los desprotegidos con la fuerza de su espada (pluma). Buscaba que cada noticia entregada a su mesa de redacción, fuera una historia digna de contar, a los suyos, a su gente y sobre todo a los fieles lectores que seguían su trabajo. Cómo olvidar aquellos sondeos de opinión.

Te lo encontrabas en cada escena noticiosa posible, llegaba caminando, en bicicleta, transporte público o en su vocho,(sedan vw) siempre de buen humor, portando su casaca de reportero, su libreta y su pluma; ya en los años mas recientes contaba con su smartphone como herramienta de trabajo. Por cierto fue el primero en el Estado en transmitir en facebook live.

Periodista Ezequiel Lizalde +

Le interesaban los temas sociales, la defensa de los derechos humanos, la defensa de los recursos naturales y las zonas protegidas de nuestro bello Estado, por supuesto las actividades culturales, académicas y todas las tradiciones que le dan forma a la sudcaliforniedad.

Le gustaba beber su cafe matutino o de la tarde en su comedor de origen artesanal, hecho con troncos de la zona de Miraflores, tallado por los artesanos del pueblo, también coleccionaba rocas de la zonas locales y nacionales que visitaba.

Siempre cumplió con responsabilidad su profesión, había una meta diaria, por la mañana reportear, por la tarde a redactar, así transcurrieron los últimos 15 años de su vida; nunca tuvo un solo enemigo, siempre estaba presto para quien lo necesitara, ya sean de su sangre o compañeros de oficio.

Enfermó de COVID-19 cumpliendo con profesionalismo su oficio, estuvo internado y libró la primera fase, pero no alcanzó a recuperarse por completo cuando de nuevo regreso al ruedo de la chamba diaria, recayó y comenzó una lucha por sobrevivir, a no darse por vencido.

Hoy se ha ido, no alcanzó a escribir el ultimo reportaje, pero sus amigos lo hacemos por el.

¡Hasta la victoria siempre Cheque!