Sea como sea, salga como salga, el proceso interno para la selección de candidatos al interior de Morena es una bomba que les va a estallar en las manos. Hasta ahora el método de selección de candidatos preferido del partido movimiento de regeneración nacional es la encuesta, el cual ha dejado más dudas que conformidades.

Y es que, a decir verdad, el proceso de selección ha estado amañado desde un inicio, lo que ha generado señalamientos y desencuentros entre los militantes que aspiran a una candidatura y la dirigencia de ese partido, tanto así que quizá pueda terminar en la judicialización del proceso.

Lo cierto es que los mandamases al interior de morena, incluido su dirigente, no tienen ninguna intención de negociar o de llegar a acuerdos con las diferentes fuerzas que convergen en el partido. El reparto de las candidaturas tiene una sola voz y es la del precandidato a la gubernatura Víctor Castro Cosío, cuyo cálculo es jugar las candidaturas a alcaldes y diputados locales con su gente hasta donde llegue, incluso si eso significa perder la elección. Pero de ninguna manera ceder espacios al grupo antagónico liderado por el ex gobernador Leonel Cota Montaño y los alcaldes de La Paz y Los Cabos Rubén Muñoz y Armida Castro, respectivamente.

Por eso el proceso interno esta tan empantanado al grado de que el dirigente estatal Arnoldo Rentería un día dice una cosa y al siguiente otra, como el caso de la candidatura a la alcaldía de Los Cabos donde aseguran que está apartada para la alianza con el partido del trabajo descartando así cualquier otra posibilidad, pero sin dejar las cosas en claro sobre el género o el método de selección. Incluso el propio Víctor Castro Cosío un día le levanta la mano al aspirante Oscar Leggs y al otro se toma fotos con el Doctor Ernesto Ibarra.

Para el partido político que dice ser diferente, democrático y que presume no ser igual a otros partidos, la realidad pareciera estrellarse en su cara, ya que es la misma dirigencia la que no respeta el proceso interno y para ejemplo están las expresiones de la secretaria general Alicia Meza Osuna al asegurar en sus redes sociales “La Paz es niña y punto”, violentando flagrantemente los derechos políticos de los militantes que aspiren a esa candidatura.

Y también está el caso del presidente de ese partido Arnoldo Rentería Santana, el atravesado, quien en días pasados anunció su registro como aspirante a la candidatura a una diputación federal, lo cual está en todo su derecho. Sin embargo, continúa como dirigente convirtiéndose de ese modo en juez y parte. Hay que recordar que a Rentería Santana eso de ser muy legal no se le da, pues no le costó mucho trabajo ser aviador en el gobierno de la transformación cobrando en la empresa FERTINAL y al mismo tiempo desempeñándose y cobrando como presidente de morena en BCS.

Así las cosas, en el partido movimiento de regeneración nacional de la entidad donde el conflicto no es exclusivo. En al menos cinco estados, quienes no resultaron electos, han rechazado los resultados de las encuestas e incluso han argumentado que esos sondeos “están cuchareados” y que hubo “dedazos”. Ya veremos qué sucede, es mi opinión al tiempo…

Sus comentarios a rostrosyperfilesbcs@gmil.com

Dirección General

Administrador

Deja un comentario

Deja un comentario