LO MÁS DESTACADO AL MOMENTO

La Cámara de Diputados de Baja California Sur, analizará iniciativa con proyecto de decreto para declarar el mes de noviembre de cada año “MES DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y LAS NIÑAS”, por lo que todos los documentos que durante ese mes emitan o remitan los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, así como los cinco Ayuntamientos, deberán de llevar en la parte superior la leyenda que se especifica y las instituciones públicas convocarán a las privadas y organismos no gubernamentales a participar en la promoción respectiva.
Será la Comisión de Derechos Humanos y Asuntos Indígenas, la que se encargue de dictaminar esta iniciativa con Proyecto de Decreto que reforma y adiciona el Decreto número 1566 de fecha 18 de octubre de 2005, mediante el cual se declara el mes de noviembre “MES DE LA NO VIOLENCIA HACIA LAS MUJERES”, por lo que con esta reforma se adiciona y se agrega “Y LAS NIÑAS”.
El mes de noviembre, se ha convertido en una fecha para motivar no solo a las instituciones públicas, privadas y sociales a impulsar acciones y mensajes que coadyuven a la reflexión y toma de consciencia de los impactos y daños que genera la violencia a las mujeres, ha sumado a una diversidad de sectores y alianzas que contribuyen día a día a visibilizarla.

Entre los argumentos de la iniciadora de esta reforma, considera que la niña de hoy es la mujer de mañana, por lo que se busca prevenir, promover, proteger y garantizar su derecho a vivir una vida libre de violencia para que pueda desarrollar integralmente sus capacidades.
A nivel internacional, se han instrumentado fechas y campañas que tienen la finalidad de empoderarlas a temprana edad, razón de ello es el Día Internacional de la Niña que se conmemora el 11 de octubre de cada año promovida por la UNICEF, donde lanza una campaña anual que brinda la oportunidad de hablar y defender sus derechos.
En ese contexto, los derechos humanos de las mujeres y las niñas son una parte inalienable, integral e indivisible de los derechos humanos universales; por lo tanto, la violencia y la discriminación contra las mujeres comienzan desde las primeras fases de la vida, durante toda su niñez y hasta en edad adulta, y debe enfrentarse desde entonces y en adelante si se consideran estos pequeños pero significativos cambios como la presente iniciativa de reforma al decreto 1566.

Publicidad

Dirección General

Administrador