Urge que las nuevas administraciones atiendan la falta de control y protección de los animales en BCS

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.

La falta de control y protección en las poblaciones de perros y gatos en el estado de
BCS, es un problema social y de salud pública que históricamente ha sido relegado
pues se considera secundario. La indiferencia a este problema y sus consecuencias se
debe sobre todo a la falta de conocimiento de las leyes vigentes por parte de la
población y a la falta de acción de los políticos en turno, así como a la escasa
concientización sobre los derechos de los animales.

Debido a la nula coordinación en las pasadas administraciones, el estado de BCS no
cuenta con una dependencia funcional de Control y Protección Animal que atienda
quejas, reportes y llamadas de auxilio. El problema es parcialmente aliviado por
equipos independientes de rescate y protección animal conformados y apoyados por la
sociedad civil organizada. La dependencia municipal destinada a la atención canina
(CEMAC), ha sido insuficiente e incapaz de controlar la problemática y además de ser
de orden público, desde hace más de año y medio no brinda apoyo, ni a la ciudadanía,
ni a autoridades como Prevención del Delito (PREDEL), cuya función no es el rescate
animal y sin embargo, participa en la medida de sus posibilidades en casos locales de
salvamento, pero una vez que el animal es auxiliado, la comandancia no posee los
recursos para brindar alimento, atención médica o refugio.

En BCS, no existe un censo de población de perros y gatos, ni domiciliados ni en
situación de calle, ni mucho menos estadísticas que ayuden a entender la dimensión
del problema, el cual es evidente en distintas zonas de la ciudad, al grado que jaurías y
colonias de perros y gatos ferales se han desarrollado aun en los puntos más céntricos
de la ciudad. Aunado a lo anterior, las redes sociales a través de innumerables
reportes, revelan que el problema crece sin control. Prueba de ello ha sido el presente
verano en que se estima fueron superados los reportes, en relación al año pasado, de
perras pariendo a sus cachorros en vías públicas en condiciones de extrema
vulnerabilidad e indiferencia. Estas y otros tipo de situaciones dejan a activistas,
rescatistas y asociaciones de protección animal extenuados en todos sentidos:
anímica, emocional y económicamente, además de exponer su integridad y seguridad
física al carecer de equipo y entrenamiento apropiado.

La inexistencia de una dependencia pública que atienda de forma comprometida y
eficiente casos de daño y abandono de animales, desvela una política pública sesgada
o mal entendida respecto a la prevención y erradicación de toda forma de violencia que
incluye el maltrato animal. Estudios recientes han mostrado la estrecha relación que
existe entre la crueldad hacia los animales como predictor de otro tipo de violencia
como la de género, el abuso de menores y el narcotráfico. Ignorar y normalizar la
violencia contra los animales es pues, un precursor de comportamientos antisociales
que perjudican y corrompen a la sociedad Mexicana, por lo tanto, es necesario que las
nuevas administraciones entiendan la necesidad de regular, educar y promover el trato
digno hacia todas las formas de vida.

Es irónico que el estado de BCS y el Municipio de La Paz, cuenten con todos los
documentos legislativos para controlar y brindar protección a los animales y sin
embargo no se ejecute ninguno. Mientras el gobierno estatal y municipal, no consideren
urgente el aplicar la Ley de Protección de los Animales Domésticos para BCS a través
de los correspondientes reglamentos, la Ley seguirá siendo letra muerta en nuestro
estado.

La llegada de una nueva administración al gobierno de BCS y al municipio de La Paz,
representa un nuevo capítulo en esta historia, que renueva las esperanzas de una
ciudadanía que clama por el control y protección animal y que exige soluciones
inmediatas. A los nuevos servidores públicos les decimos que los ciudadanos
organizados estamos listos para trabajar juntos en la solución a este problema.

Ponemos a su disposición nuestra experiencia en esta materia y reiteramos nuestro
interés en participar activamente en proyectos de educación, concientización y
prevención en un problema que no solo afecta a animales sino también a los
ciudadanos, la salud pública, medio ambiente, economía, turismo y bienestar social en
general.

FRENTE PROANIMAL DE BCS
“SIN VOLUNTAD POLITICA, NO HAY PROTECCIÓN ANIMAL”

Anuncios

Procesando…
¡Lo lograste! Ya estás en la lista.
A %d blogueros les gusta esto: