*Alfredo Bermúdez, ponderó la importancia de las modificaciones a este marco legal, ya que en la entidad dependen 10 mil familias de la actividad pecuaria

Ciudad Constitución, Baja California Sur La Paz. 01 de diciembre de 2021. – Al participar en el primer Foro sobre la Ley Estatal Ganadera, desarrollado en el municipio de Comondú; el secretario de Pesca, Acuacultura y Desarrollo Agropecuario (SEPADA), José Alfredo Bermúdez Beltrán, destacó que las adecuaciones a este marco legal, deben tomar en cuenta las particularidades en que se desarrolla la actividad pecuaria en cada uno de los municipios de la entidad.

Ante el presidente de la Comisión de Asuntos Agropecuarios del Congreso del Estado y promovente de estos foros, Fernando Hoyos Aguilar; y del secretario General del Ayuntamiento de Comondú, Humberto Arce Cordero, el funcionario estatal destacó la importancia de estos trabajos, ya que la actividad ganadera en el estado impacta a más de 10 mil familias que encuentran su fuente de sustento y bienestar en este sector.

Del mismo modo, Bermúdez Beltrán señaló que actualmente sobresalen del inventario ganadero estatal 200 mil cabezas de ganado bovino y 115 mil de caprino, con una producción de 34 millones de litros de leche y 5 mil 500 toneladas de carne, las cuales no son suficientes para atender el mercado local, por lo que es prioritario que, a partir de estos espacios, se construyan las condiciones que permitan el fortalecimiento productivo.

Frente a un importante número de productores ganaderos del municipio de Comondú, el funcionario de la SEPADA se refirió a la trascendencia de que las mesas de trabajo incluyan temas como mejoramiento genético, salud animal, reconversión productiva, valor agregado, estratificación de productores y el Fondo de Garantías, instrumentos que posteriormente deberán reflejarse en una atención más oportuna y adecuada.

El titular de la SEPADA recordó finalmente que Baja California Sur exporta alrededor de 35 mil becerros anualmente a las engordas del estado de Baja California; además de que uno de los objetivos para el próximo año es lograr la certificación que permita la comercialización de ganado al mercado de los Estados Unidos, aspecto fundamental para mejorar la economía de las familias vinculadas a la ganadería.