Dignificar la labor legislativa parecía una tarea bastante difícil para los diputados y
diputadas que tomaron protesta el pasado 31 de agosto, sobre todo por la imagen
tan deteriorada que dejaron quienes ocuparon curules en la pasada legislatura.
Mordidas y arañazos, falta de trasparencia, rezago en el trabajo legislativo y
–además- conflictos que escalaron a niveles judiciales, fue la constante de un
congreso para el olvido.

Sin embargo, existe un “un antes y un después”.

Así es, los representantes populares de la presente legislatura demostraron al
concluir su primer periodo ordinario de sesiones que se puede trabajar de manera
ordenada y con gobernabilidad cuando se pone el interés de la sociedad antes
que los personales, cuando se trabaja de manera profesional sin protagonismos.

Abordando los temas de mayor sensibilidad para el pueblo de sudcalifornia, los
diputados se abocaron en trabajar por la Salud, los Derechos Humanos, la
Diversidad, la Población Indígena, temas Laborales, Reactivación Económica y
Turismo, entre otros temas de la agenda legislativa significativos y de relevancia
para el desarrollo y bienestar de los habitantes de Baja California Sur.

Anteponiendo el diálogo como punto de encuentro de las coincidencias, los
diputados y diputadas de la XVI Legislatura del Congreso del Estado hicieron gala
de su experiencia y buen oficio político. Aun cuando el reconocimiento de la
sociedad es para toda la legislatura, me atrevería a señalar como artífices de esta
nueva etapa del congreso y su buen funcionamiento a los diputados Christian
Agúndez Gómez y Luis Armando Díaz, así como la diputada Mapy Moreno por
el bloque mayoritario.

Quienes destacaron desde la trinchera de la oposición con trabajo legislativo y
posturas responsables fueron los diputados Armando Martínez Vega, Rigo
Mares y la diputada Paz Ochoa.
Para fines prácticos, la actual legislatura cumplió con la tarea en su primer periodo
ordinario de sesiones. Lejos quedó la imagen de un congreso donde se arreglan
los conflictos a mordidas. Hoy vemos trabajo y oficio político y eso es bueno
para BCS. Ya veremos qué sucede, es mi opinión. Al tiempo…

EntreLíneas

Municipios. Quien ha demostrado que, cuando se quiere, se puede es la
alcaldesa de Mulegé Edith Aguilar Villavicencio que con poco ha hecho mucho
ya que, pese a recibir un municipio prácticamente en la quiebra, no ha dejado de
trabajar por su pueblo, de recorrer cada rincón del municipio escuchando la
problemática de la gente y poniendo orden en la administración municipal.

Federal. Quien no para en su encargo es el diputado federal Marcos Puppo, ya
que un día aparece en el norte del estado visitando a sus electores y al otro en la
cámara de diputados en reuniones de comisión.
Responsabilidad. Quien asume con responsabilidad y profesionalismo su
encomienda en el gobierno del estado es el subsecretario de gobierno Omar
Zavala, rindiendo buenas cuentas a la confianza otorgada por el ejecutivo estatal.