La Paz (California).- Un terrible drama ocurrió la noche de ayer, durante el incendio de una humilde vivienda en la colonia Cola de la Ballena (atrás de fraccionamiento Calafia), donde una familia con ayuda de los vecinos, poco pudieron hacer para evitar que las llamas se extendieran.

El aviso fue hecho a las 7:30 de la noche a los números de emergencia, donde se avisaba que en la calle Gokio una casa estaba en llamas y al parecer había varias personas lesionadas.

De inmediato se despacharon al lugar las unidades extintoras del Heroico Cuerpo de Bomberos, oficiales de la Policía Municipal y paramédicos del Grupo Calafia, para atender la emergencia.

Cuando arribaron, encontraron sentado sobre una cubeta a un señor con visibles quemaduras en la cabeza y parte de la espalda. Las cubetas era las que estaban utilizando con ayuda de los vecinos para apagar el fuego.

De acuerdo a los testimonios obtenidos en el lugar de los hechos, la madre de familia había prendido fuego con leña para prepararles la cena, sin embargo debido a los fuertes vientos, las llamas alcanzaron parte de la madera del techo y las telas que utilizan para dividir los cuartos.

La señora, Gladis Dalia, como pudo intentó contener las flamas, pero fue imposible.

Resultó con algunas quemaduras, más no así su esposo, de nombre Francisco Javier Márquez, de 41 años de edad, que al creer que sus dos hijos pequeños no se encontraban a salvo, comenzó a buscarlos por los rincones de la casa y fue cuando se causó las graves lesiones por contacto directo con el fuego. Tuvo que ser trasladado por paramédicos de Calafia a recibir atención en área de urgencias del Salvatierra.

Los bomberos lograron apagar el fuego, que resultó en perdidas totales. Todos los hijos del matrimonio estuvieron a salvo y, a causa de las lesiones que sufrieron sus padres, por el momento quedarán a resguardo de su abuelita que vive cerca del lugar.

Deja un comentario