| |

POLÉMICA: aumento del Impuesto Predial ahoga a la ciudadanía

La Paz, Baja California Sur.- El día de hoy, queremos plantear un tema de suma importancia para el sector político y social como lo es el aumento del Impuesto Predial.

Creo que es necesario analizar las diferentes circunstancias y efectos que dicho aumento impone sobre la población local. En este sentido, la primera de las variables se sitúa en la situación de pandemia. Muchos hogares atraviesan un estado de mera subsistencia que impide la estabilidad de las finanzas caseras, por lo que añadir un gasto administrativo de este tipo no es una prioridad, pues está en juego el aseguramiento de comida, medicamentos y servicios básicos.

Asimismo, la llegada de cepa Ómicron ha representado un enorme reto para el sector comercial, que ha visto disminuidas sus posibilidades de recuperación económica debido a las medidas de restricción sanitaria (que disminuyen el flujo de clientes) y el contagio mismo, que afecta a sus trabajadores, lo que reduce la productividad. En un contexto de este tipo, los propietarios se preocupan más por sostener sus negocios que por el pago de un impuesto.

En segunda instancia, el gobierno local ha sido demasiado inconsecuente en torno a sus propias políticas, dado que llegó como abanderado de las clases bajas y con el ánimo de reducir las desigualdades. No obstante, es poco lo que esto se ha reflejado en impedir el aumento del costo de vida cuando se comprometieron a la consulta popular en los temas de especial interés para la sociedad.

Tanto el aumento del Impuesto Predial como de las tarifas de agua fue un balde de agua fría para la ciudadanía, que confiaba en mantener una perspectiva más estable. Frente a esto, resaltan los intentos de 5 regidores de establecer un estudio que analice el nivel de poder adquisitivo para proceder a un mapeo por zonas. Una solución que permitiría amortiguar el impacto en las clases populares, que podrían cumplir su deber ciudadano sin mermar su economía básica.

Ahora, de ninguna forma esto quiere decir que haya desobediencia civil al respecto, sino que deben tenerse en cuentas todas estas realidades para proyectar mejor las políticas y lograr el cumplimiento de las mismas. Se hace un llamado al Cabildo para que reconsidere su posición y llegar a un acuerdo que posibilite la convergencia de perspectivas.

Publicaciones Similares