La Paz (California).- Un vendedor de flores que tiene su puesto afuera del Panteón de los Sanjuanes, las obtiene de las tumbas del camposanto y las revende cuantas veces se pueda.

Lo anterior quedó al descubierto el día de hoy, cuando oficiales de la Policía Municipal recibieron el llamado de una doliente que se encontraba en el referido panteón.

La mujer les narró que hace poco su hijo falleció y le compraron cinco maceteros con flores artificiales que no duraron nada en el lugar. Se las robaron.

A la semana siguiente compró 3 maceteros, dos de 60 pesos y uno de 40 y ocurrió lo mismo, por lo que acudió con el encargado del panteón quien le comentó que no había visto quien se estaba robando las flores.

Fue cuando salió del Panteón de los Sanjuanes, cuando en un puesto ambulante pudo identificar los maceteros con las flores artificiales que estaban en la tumba de su hijo.

Por eso le preguntó al vededor, de nombre Enrique “N” sobre el origen de esos maceteros, y le contestó que una persona de la que no se acordaba bien, se los había vendido en 40 pesos. No aportó mayores datos, pero sí regreso los ornamentos a la dueña.

Los municipales le preguntaron que si deseaba proceder en contra del vendedor ambulante, a lo que la doliente respondió que no, solamente quería que se le llamara la atención para que no vuelva a hacer lo mismo, ya que causa confusiones.

Una vez aclarada la situación, los municipales se retiraron del lugar e hicieron el reporte correspondiente a sus superiores.

Para más información de La Paz y BCS, síganos en la plataforma YouTube: