La Paz, Baja California Sur. En el pasado concierto en CDMX, Huillo, un niño que tiene una historia desde 2016.

En medio de las miles de personas que estuvieron en el escenario, Coldplay tocó “Different Is Okay” invitando a Huillo, junto a su padre, a cantar y tocar con ellos. La ovación de los asistentes fue tan grande como la emoción del niño.

Desde sus 4 años fue diagnosticado con autismo, años después, la familia lo llevó a un concierto con su banda favorita. A partir de ahí, sus padres decidieron meterlo a clases de música como terapia. La sorpresa fue inmensa cuando el niño demostró ser más talentoso que la media.

El video de Huillo cantando en el concierto de Coldplay se hizo viral, pues, en medio de sus temores, disfrutó estar ahí. El video se viralizó y el mismo Coldplay escribió al respecto “Por cosas como estas es que vale la pena“.

Las clases de música le ayudaron a comunicarse mejor y a componer sus propias canciones. Una de ellas fue “Different Is Okay”, que puede escucharse en su canal de YouTube. La canción fue elegida para ser tocada en vivo en el Foro Sol.

Esta vez fue el “reencuentro” por así decirlo, entre un fan y su banda favorita. Desde la absoluta emoción.