La Paz, Baja California Sur-. En días anteriores, diversos ciudadanos de Los Cabos denunciaron la presencia de tomas clandestina, por lo que se comunicaron con Oosampas para que intervinieran y pusieran fin a esta problemática.

Luego de una gran jornada de trabajo, se logró desconectar un total de 50 conexiones ilegales que estaban afectando a la comunidad, pues no sólo robaban agua, sino que impedían el acceso a quienes pagan oportunamente por el servicio.

Como medida adicional para evitar futuras reconexiones a esta red, se implementó el recubrimiento del tubo de distribución con cemento premezclado. Como último término, el gerente de Oosampas Cabo San Lucas, José Ramírez, manifestó que hay comunidades que aún no tienen normalizado el servicio de agua, pero que esto no justifica el robo de la misma, ya que se cuentan con pipas que realizan la distribución de forma eficiente y equitativa.

Con información de Más Noticias BCS