La mal llamada izquierda liberal o cuarta transformación están sorprendidos por el crecimiento nato que tiene el hijo de Luis Dolando Colosio Murrieta, es que ya comenzó la guerra sucia y la campaña mediática para desacreditar a su familia y su labor como político.

La comparación con el expresidente Felipe Calderón no se dejó esperar esto luego de que Colosio Riojas saliera en una charla por zoom en un supuesto estado de “inconveniencia” para los fanáticos de Andrés Manuel. Los fanáticos le llaman “Pelele” o títere de los intereses neoliberales así como lo hicieron con Peña Nieto en el año 2012.

Afortunadamente las criticas para Colosio (hijo) le han hecho “Lo que el viento a Juarez” es decir, nada. La gente sabe del sufrimiento que tuvo que pasar el pequeño Colosio desde el asesinato de su padre y un leve tiempo después la muerte de su madre por enfermedad. Aquellos fanáticos que nacieron ayer se dejan llevar por las marrullerías que escuchan a las siete de la mañana desde Palacio Nacional.

Movimiento ciudadano viene de la mano de Colosio, en Nuevo León se vislumbra el renacimiento de México en las manos de un joven que viene bien educado, de familia trabajadora, honesta y honrada. Un joven que vivió criado con sus tíos y sus hermanos, que salió de la adversidad desde cero.

Un joven que entiende a “las nuevas generaciones que hoy piden a gritos el socialismo” por que vienen envenenados por la izquierda rancia, pero que se olvidan de lo más importante y es brindar resultados a la sociedad con acciones de gobierno. La cuarta transformación se caracteriza por eso, por ser un desastre además del contubernio (CÍNICO) que hay con el Cartel de Sinaloa.

El futuro de Colosio Riojas parece ser muy prometedor y terminará sentado en la mesa con Ricardo Anaya para ver quien de los dos es quien va por la grande, la oposición no levantará si no se terminan de poner de acuerdo PAN, PRI, PRD, MC y PVEM.

Pero mientras eso sucede, Colosio sin estructura fuera de Monterrey en las encuestas se encuentra solamente 2 puntos por debajo de Marcelo Ebrard o Claudia Sheimbaun eso agregándole que ellos cuentan con el apoyo del gobierno y de los funcionarios que han sido denunciados por dedicarse a hacer proselitismo en lugar de gobernar. Colosio se dedica a gobernar mientras las corcholatas hacen campaña.

Ya comenzó la guerra sucia contra Colosio, así que no se sorprendan cualquier calumnia que ustedes miren en las redes, es la desesperación de la chairada dando maromas de ahogado.